La desigualdad predomina en la prestación y financiación de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración

6/04/16

Los LARC, los más seguros y eficaces, precisan equidad de acceso y financiación en todas las áreas sanitarias

L a desigualdad es la norma en España en la prestación de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración, fue una de las conclusiones a las que se llegó en el curso de la rueda de prensa ofrecida por el Dr. José Ramón Serrano, Presidente de la Sociedad Española de Contracepción; Dr. Ezequiel Pérez Campos, asesor del Comité Técnico para la elaboración de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Publica de la Generalitat Valenciana, y Dra. Sira Repollés, Coordinadora del programa de Salud Sexual y Reproductiva de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón.

El Dr. José Ramón Serrano consideró que la desigualdad que existe por regiones en la prestación (distribución y acceso) de los anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC, siglas en inglés) es uno de los temas más interesantes que se abordan en el XIII Congreso de la Sociedad Española de Contracepción (SEC). La referencia se centró en el DIU no hormonal, DIU liberadores de hormonas e implante, inyectable trimestral. En una encuesta realizada entre los socios de la SEC, que trabajan en contracepción en numerosos puntos de España, se trató de conocer las posibilidades de acceso de las mujeres a estos métodos y los profesionales que facilitaban tal prescripción.

“Nos hemos encontrado con una desigualdad total que duele como profesionales sanitarios, y nos llama mucho la atención. Depende de en qué comunidad, provincia o, incluso, barrio para que haya un acceso directo o se sufra una verdadera carrera de obstáculos para acceder a algunos métodos anticonceptivos, lo cual está en contra de lo establecido en la vigente Ley de Salud Sexual y Reproductiva”. El Dr. Serrano concluyó apuntando que un tercio de la población que ha sufrido una interrupción del embarazo, ya había sufrido otras con anterioridad, por lo que es un sector para el que se le aconseja el empleo de los LARC, por su seguridad y porque se pueden insertar en el mismo momento del acto quirúrgico de la interrupción.

En el curso de la rueda de prensa se abogó, asimismo, porque la población conozca más y mejor la existencia de estos métodos de larga duración. La Dra. Sira Repollés insistió en que la consulta nacional realizada entre los sanitarios evidenció que el uso de los métodos LARC en España está en torno al 7%, a pesar de cumplir todos los parámetros exigibles de garantía y efectividad. Son métodos anticonceptivos seguros y eficaces que no están sometidos a la facultad de la usuaria para utilizarlos. Aconsejó su potenciación para una salud sexual positiva y para una anticoncepción eficaz en cualquier territorio. “La distribución por comunidades es tan desigual que, incluso, en las propias ciudades no es equitativa y depende del barrio en que se resida. La financiación tampoco es la misma en todas las comunidades, ciudades y zonas residenciales”.

Ha de ser un acceso fácil, modificando los circuitos de forma que las pacientes se vean beneficiadas, encuentren la precisa financiación y la necesaria calidad gracias a la formación de los profesionales. Desde la SEC y desde las consejerías que tienen voluntad política de solucionar este problema se va a intensificar la toma de decisiones en este sentido positivo.

RuedaPrensa001
En la fotografía, el Dr. Ezequiel Pérez Campos, el Dr. José Ramón Serrano Navarro, la Dra. Sira Repollés Lasheras y la Dra. Mª Jesús Alonso Llamazares
RuedaPrensa002

ADOLESCENTES Y MAYORES DE 40 AÑOS

El Dr. Ezequiel Pérez Campos abundó en la elevada efectividad de los LARC, teórica y real. “Son muy cómodos, fáciles de utilizar  y con un elevadísimo perfil de seguridad. La salud de las mujeres no se ve alterada en cuestiones importantes”. Resaltó los segmentos poblacionales que pueden beneficiarse especialmente de estos métodos, como las adolescentes (por su facilidad de uso, comodidad y alta efectividad) y las mujeres de más de 40 años”.

A pesar de que éstas ya pueden parecer adiestradas en la anticoncepción, muchas no tienen en cuenta la importancia de que mientras hay regla existe riesgo de embarazo, aunque sea menor la efectivdad. Las mayores de 40 años componen el segundo grupo detrás de las adolescentes que tienen mayor riesgo de embarazo en proporción a las posibilidades. Además, lo pueden usar como método definitivo, final cuando se acercan a la menopausia”. Los LARC son aconsejables, igualmente, para los sectores menos protegidos social y económicamente. “Se trata de métodos baratos cuando se dividen por el tiempo de uso y que deben de estar financiados”. También lo aconsejó el Dr. Pérez Campos para las mujeres reclusas o las que sufren cualquier tipo de discapacidad física o sicológica.

En España hay un buen perfil de utilización de métodos anticonceptivos, habiendo poca población que mantiene relaciones sexuales sin precauciones, pero un 9% de mujeres, casi un millón, en edad fértil acaban estando en riesgo de embarazo no desea, ya sea por un mal uso o por uso inadecuado. “Preconizar el uso de los métodos de larga duración es una muy buena alternativa para el objetivo final de conseguir menos embarazos no deseados, menos gestaciones en peores condiciones o disminuir el n úmero de interrupciones voluntarias de embarazo”.

Si pretendemos que un método como los LARC que pueden cumplir los criterios standard de garantía de anticoncepción, deberíamos garantizar que desaparecieran esos obstáculos o barreras. Hay que apostar porque la sanidad sea clara y segura para todas las pacientes y conseguir que la igualdad llegue, también tanto en el acceso como en la financiación. Acceso fácil e igualitario, para que estén financiado en todas las regiones y áreas.